PROYECTO FORMATIVO PARA ENTRENADORES

PROYECTO FORMATIVO PARA ENTRENADORES    
Real Federación Española Tenis de Mesa
Gabinete de Prensa


La RFETM presenta el nuevo proyecto formativo para entrenadores

Sabemos que la formación de calidad de los entrenadores está relacionada con el desarrollo deportivo de los jugadores. Pero además, la formación tiene también influencia sobre el desarrollo del tenis de mesa como deporte. Los entrenadores formados son un estímulo que hacen crecer los cubes a nivel social, abriéndolos y colocándoles más cerca de la vida de la gente de su barrio, pueblo o ciudad. Por otra parte, y no menos importante, la formación del entrenador puede hacer que la experiencia deportiva de los entrenadores, jugadores y sus familias, sea más satisfactoria, se logren unas relaciones y vínculos de más calidad, y una mayor recompensa emocional.

Es por ello que desde la RFETM estamos desarrollando un proyecto para transformar la formación de entrenadores, que hemos planificado en una escala de tres tiempos:

El primer nivel tenemos el corto plazo. Hoy, la enseñanza de la RFETM para los entrenadores tiene el reto, y la urgencia, de dejar de ser un título exclusivamente de ámbito federativo para pasar a ser una formación homologada por las instituciones educativas de nuestro país.  Para ello, estamos desarrollando el plan formativo de los futuros cursos de entrenadores de nivel 1, 2 y 3, que se aprobarán en una resolución que será publicada en el BOE. En este plan formativo se desarrollan y detallan los objetivos y los contenidos de los futuros cursos, y empezar una nueva etapa formativa en el RFETM dejando la época de los cursos federativos para entrar en la de los cursos homologados.

También a corto plazo tenemos el reto de crear y ofertar el curso de Nivel 1, que se ocupa de la iniciación en clubes y escuelas, con un bloque común para la  enseñanza de todos los deportes y un bloque específico del tenis de mesa. Para estos cursos, buscaremos el equilibrio entre la formación presencial, eminentemente práctica, y una formación a distancia, flexible y de calidad que, al igual que hace un buen entrenador, sitúe al alumno como protagonista del proceso de aprendizaje, con unos materiales innovadores y una acción tutorial personalizada.

Para la creación de los materiales y contenidos de este curso de nivel 1, estamos desarrollando un libro que servirá de material de estudio y base teórica. Este libro lo estoy coordinando y creando junto a un equipo de grandes profesionales del mundo del tenis de mesa, psicología, pedagogía y metodología del entrenamiento deportivo, y buscando inspiración en aquello países que son un referente en la formación de entrenadores como Francia por ejemplo. Este libro lo tenemos bastante avanzado, dedicándole muchas horas para crear un material moderno, transformador, científico y a la vez con una mirada humanista para poner a las personas como elemento central. En los próximos meses, una editorial publicará este libro y estará disponible tanto para los alumnos de los cursos como para el público en general.

Más adelante, en un segundo plano tenemos el medio plazo. Aquí el reto será tener en marcha toda la estructura formativa que ofrezca el itinerario educativo completo: el curso de nivel 1 para las especificidades del trabajo de iniciación, el nivel 2 para la tecnificación y un nivel 3 orientado al alto nivel.  

Estos cursos deben dar las herramientas para que el entrenador que quiera formarse y dedicarse profesionalmente puedan hacerlo, a la vez que  comprendan que ser entrenador no es solo una profesión, sino un oficio. Un oficio tiene connotación más allá de las dimensiones económicas o productivas. Queremos vincular el oficio de entrenador con una cierta idea de artesanía. El entrenador necesita acercarse y relacionarse con aquel que tiene a su lado, y al terminar su formación debe ser capaz de intervenir con sus jugadores a partir de las demandas individuales de los jugadores, en lugar de hacerlo desde las necesidades del entrenador, y ser un agente de transformación, liderazgo y desarrollo de su contexto, ya sea un equipo técnico, club o federación. Y todos estos retos necesitan de formación técnica, científica y pedagógica, pero también de otras ramas como, por ejemplo, de las humanidades y de inteligencia emocional.

Finalmente, en el último nivel del largo plazo, la acción formativa de la federación buscará ser una herramienta que permita lograr por medio del conocimiento, las ideas y la formación, un cambio cultural en el tenis de mesa español que genere una nueva etapa de crecimiento en lo social, deportivo y humano.

Delegados de gestión

ACCESO DELEGADOS

INTRODUCIR RESULTADOS » | AYUDA »